COVID – 19: Indígenas ayoreos demandan ser atendidos por el gobierno

584
Foto: periódico El Día
Foto: periódico El Día

Las comunidades indígenas ayoreas asociadas a la Central Ayorea Nativa del Oriente Boliviano (CANOB) en Santa Cruz anunciaron una protesta demandando al gobierno ser tomados en cuenta en la distribución de la canasta familiar de Bs 400, debido a que este monto no alcanzaría a las más de 250 familias que se encuentran asentadas en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

“En las comunidades nos dicen que si no morimos por la enfermedad, seguramente moriremos de hambre, porque ya se siente; mucho más cuando nos están prohibiendo salir a trabajar y los ayoreos vivimos por el pan de cada día”, señaló el presidente de la CANOB, Manuel Chiqueno, ante la promulgación de la Ley No. 4200 y la definición de la presidencia del Estado de otorgar la canasta familiar en efectivo y no así en especies.

Según reporta la CANOB, la mayoría de los indígenas ayoreos al momento no acceden a la Renta Dignidad, Juana Azurduy y el bono para las personas con discapacidad grave y muy grave otorgado por el Estado, por lo que la dotación de la canasta familiar durante la cuarentena, no los alcanzará, agravando su situación de vulnerabilidad.

Chiqueno recordó que el pueblo ayoreo es uno de los más vulnerables en Bolivia y de acuerdo con la normativa del Estado, el gobierno tiene la obligación de velar por los derechos de las poblaciones indígenas que se encuentran en esta situación.

“Estamos defendiendo un derecho porque ya se siente el hambre. Antes comíamos cuatro veces y ahora solo comemos dos, y tampoco tenemos ningún tipo de apoyo”, expresó.

La Constitución Política del Estado en su artículo 31 establece que los pueblos indígenas en peligro de extinción, en situación aislamiento voluntario y no contactados, serán protegidos y respetados en sus formas de vida individual y colectiva; mientras que la Ley Nº 450 de protección a naciones y pueblos indígenas originarios en situación de alta vulnerabilidad dicta los mecanismos y las políticas sectoriales e intersectoriales de prevención, protección y fortalecimiento, para resguardar los sistemas y formas de vida de poblaciones indígenas de alta vulnerabilidad.

En 2013 el Estado boliviano reconoció la condición de alta vulerabilidad de los pueblos indígenas: ayoreo, yuki, pacahuara, yaminahua, machineri, araona, moré, tapieté, sirionó y guarasug’we. Según el Censo de Población y Vivienda (2012), en el país existen 1.862 mujeres y hombres indígenas ayoreos. La mayor parte de esta población habita en áreas rurales o en pequeños asentamientos urbanos, una parte en barrios marginales de grandes ciudades o puestos froterizos en complejas condiciones de vida.

La semana pasada, los indígenas ayoreos asentados en el municipio de Concepción protestaron exigiendo se les permita desarrollar sus labores cotidianas debido a la imposibilidad para ellos de cumplir la cuarentena sin percibir ningún ingreso económico.