El Cejis crea un protocolo para la atención y gestión del Covid-19 en los pueblos indígenas

388
Fotos: ATB San Borja, Beni.

El Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis) publicó este martes el “Protocolo de medidas básicas de bioseguridad frente al Covid-19 para las comunidades indígenas de las tierras bajas de Bolivia”, que contiene una guía de las medidas básicas que pueden ser adaptadas a las realidades y características propias de cada pueblo indígena, para la prevención del contagio, la gestión de la enfermedad y el manejo de los cadáveres durante la pandemia.

El documento fue desarrollado en base a las recomendaciones generales que hacen la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y del Ministerio de Salud del Estado Plurinacional de Bolivia, además de recoger las propuestas hechas en los protocolos de seguridad elaborados por otros pueblos indígenas.

Esta información es adaptada a las realidades y características generales de los pueblos indígenas de las tierras bajas, donde los servicios de salud, fármacos y personal en salud son escasos, por lo que las/os comunarios deben acudir a medidas de protección propias como el autoaislamiento o la medicina tradicional.

“En el contexto en el que viven los pueblos indígenas, es fundamental contar con protocolos para enfrentar la pandemia dada la situación de alto riesgo y el peligro de extinción en el que se encuentra este grupo poblacional debido a diversos factores sociales, económicos y culturales, así como los antecedentes de otras enfermedades, la carencia y deficiente sistema de salud, de servicios básicos, la exclusión social, discriminación y abandono del Estado que los pone indefensos ”, explican en el documento.

Además de tener información general sobre qué es el coronavirus, sus formas de contagio, síntomas y tratamiento que se ensayan al momento, el documento brinda pautas normativas que se pueden adoptar en las comunidades a fin de prevenir la pandemia, los cuidados que se deben tener en las familias y las comunidades de presentarse síntomas o casos positivos, y las medidas de bioseguridad para el traslado o manejo de cadáveres, entre otros.