Lomerío comenzó este miércoles su encapsulamiento con tres medidas para evitar el ingreso del coronavirus

625

El territorio Indígena de Lomerío, en Santa Cruz, comenzó este miércoles su encapsulamiento por cinco días, en busca de evitar el ingreso del coronavirus desde los municipios vecinos, asumiendo tres medidas: la eliminación de permisos de circulación, el levantamiento de puestos de control en el puente San Miguelito y la instalación de cámaras de desinfección.

“Hemos decidido el encapsulamiento a raíz de que los infectados están más cerca”, explicó el Cacique General de la Central Indígena de Comunidades Originarias de Lomerío (CICOL), Elmar Masai.

La decisión de encapsular el territorio indígena se asumió en la reunión semanal que sostuvo este martes, el Comando de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) que aglutina a los corregidores indígenas, y a los representantes en salud del municipio, además de las autoridades municipales.

Masai indicó que, si bien la decisión de cerrar los accesos al territorio indígena se asumió el 27 de marzo, se otorgaban permisos especiales de circulación para los proveedores de insumos de la primera necesidad, quienes viajaban hasta Santa Cruz de la Sierra donde se tiene el mayor número de infectados.

“Ahora lo que se quiere es trancar totalmente los ingresos y salidas, que no haya ninguna excepción como antes para los comerciantes. Solo habrá (permisos) en temas de emergencias. También se notó que las personas han salido a Cuatro Cañadas con el pretexto de cobrar los bonos y otras cosas. Para evitar el contagio hemos tomado esta medida”, explicó la autoridad.

A esto se suma el asentamiento de un puesto de control en el puente de San Miguelito, que los une con los municipios de San Miguel y Cuatro Cañas, lugar del que se evidenció es usado para el tráfico de árboles maderables talados de forma ilegal durante esta cuarentena.

Finalmente, en el documento emitido en la reunión se decidió la instalación de cámaras de desinfección que estarán en el puesto de control de San Miguelito y otro en el hospital municipal.