El territorio indígena Monkoxi de Lomerío renueva su directiva con el mandato de continuar por la senda autonómica

173

Las 29 comunidades que conforman la Central Indígena de Comunidades Originarias de Lomerío (CICOL), en Santa Cruz, eligieron a través de sus normas y procedimientos propios a Anacleto Peña Supayabe como el nuevo Cacique General de la organización, además de un nuevo directorio a quién dieron el mandato de continuar con las acciones desarrolladas hasta el momento, en especial con el proceso de consolidación de la autonomía indígena de base territorial.

La elección se realizó durante la 37 asamblea que se realizó el viernes 21 de mayo en la comunidad Puquio Cristo Rey, a la que llegaron las y los delegados acreditados por cada una de las 29 comunidades. Para la elección eligieron a un presídium conformado por cuatro miembros electos de entre las y los mismos miembros.

La votación se realizó en dos momentos: en el primero se eligió al Cacique General, y en el segundo a quienes lo acompañarán en esta nueva gestión. El directorio quedó conformado de la siguiente manera: Anacleto Peña, como Cacique general; Jesús Surubí Pachuri como cacique de actas; Luis Alberto Gutiérrez, cacique de tierra, territorio y recursos naturales; Jesús Rodríguez, cacique de producción, economía, bienes y servicios; Ailín Vaca Diez, cacique de género y juventud; y Miguel Ángel Ortiz, como cacique de salud, educación y deportes.

El nuevo directorio recibió el mandato de continuar con las acciones que realizó el directorio saliente, en especial las referida al proceso de la autonomía indígena de base territorial y los trámites finales como la Ley de Creación de Unidad Territorial ante la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), que permitirá la gestión de su gobierno indígena una vez que este sea electo.

También deberán continuar con la gestión territorial mediante el fortalecimiento de la unidad técnica de recursos naturales; y en el tema tierra deben continuar con las gestiones para concluir con los conflictos agrarios internos y la titulación de las áreas contiguas para el cumplimiento de las necesidades espaciales demandadas por las comunidades.

Entre los mandados también se encuentra el referido a la gestión del Territorio Indígena de Monte Verde, del que la CICOL es propietaria junto a la Central de Comunidades Indígenas de Concepción (CCIC) y la Central Indígena Paiconeca de San Javier (CIP-SJ). En este tema, el nuevo directorio deberá promover la convocatoria a una asamblea extraordinaria en la que se analizarán las problemáticas que se enfrentan dentro de ese territorio en la actualidad.