En julio los focos de calor se triplicaron en Bolivia a comparación de junio

479
Incendios en el municipio de Roboré durante el 2019. Foto: Cejis-Bolivia.

Durante el mes de julio, Bolivia registró 21.705 focos de calor acumulados, cifra que triplica a los 7.199 que se habían registrado en el mes pasado.

El reporte del Centro de Planificación Territorial Autonómica (CPTA) dependiente del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis), sobre los focos de calor acumulados en julio de 2020, muestra que el incremento se dio especialmente en los departamentos de Santa Cruz, Beni, La Paz y Cochabamba, de acuerdo al siguiente detalle:

En julio, el país registró incendios de gran magnitud en los parques nacionales Otuquis (Santa Cruz) y Tunari (Cochabamba), además del Área Natural de Manejo Integrado San Matías.

En Otuquis, de acuerdo al reporte del CPTA, el incendió consumió 74 mil hectáreas de las 903.350 que corresponden a la categoría de Parque; si bien al momento el fuego está controlado, entre el 1 y el 5 de agosto aún se tenían 181 focos de calor acumulados, algunos de ellos remanentes de los incendios.

Mapa del avance del incendio en el Parque Nacional Otuquis entre el 22 y el 31 de julio de 2020

En el caso del Área Nacional de Manejo Integrado (ANMI) San Matías (Santa Cruz) durante julio registró 866 focos de calor que arrasaron con 19 mil hectáreas de las 2.918.500 que comprenden el área. El incendio persistió entre el 21 y el 30 de julio, cuando se registraron 620 focos de calor acumulados.
El ANMI San Matías fue una de las áreas más afectadas durante los incendios del 2019, con la quema de 227.402 hectáreas de las que posee.

Mientras que, en el Parque Nacional Tunari en julio se registraron 123 focos de calor, de los cuales 85 se concentraron entre el 1 y el 3 de julio y entre el 21 y el 23 de julio. El fuego arrasó con un aproximando de 900 hectáreas de las 309.091 que comprenden el Parque. De la misma forma, entre el 1 y el 5 de agosto, se tenían 57 focos de calor acumulados.

Focos de calor en territorios indígenas y áreas protegidas

El reporte del CPTA muestra que, en julio de este año, del total de focos de calor, 56 se concentraron en 32 territorios indígenas y 3.051 en 42 áreas protegidas de Santa Cruz, Beni, La Paz y Cochabamba.

Los territorios indígenas más afectados por los focos de calor son: el Cavineño con 189 y el Chacobo – Pacahuara con 105 (Beni); el Isoso con 135 y el Pantanal con 123 (Santa Cruz); el Yuracaré (Cochabamba) con 17; y el Araona (La Paz) con 12 focos de calor.

“Los incendios y chaqueos permanentes que se registran alrededor de las comunidades indígenas ocasionan un serio peligro para su supervivencia, seguridad alimentaria y salud de la población, debido a que afecta a la masa boscosa y los ecosistemas de los que depende su sobrevivencia, contamina las escasas fuentes de agua de las que se proveen las comunidades y genera enfermedades respiratorias y visuales”, explican en el reporte.

El informe hace especial mención a los focos de calor registrados en los territorios de los pueblos indígenas Cavineño, Chacobo-Pacahuara, Yuracaré y Araona, debido a que están considerados en situación de alta vulnerabilidad y la presencia del fuego y los consiguientes problemas que acarrea (escasez de alimentos, contaminación de acuíferos, problemas de salud, etc.) agrava más su situación frente a la pandemia del Covid-19.

Mientras que las áreas protegidas nacionales y subnacionales más afectadas por los focos de calor son: el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Otuquis, el Área Natural de Manejo Integrado San Matías (Santa Cruz); el Parque Departamental Iténez, Área Natural de Manejo Integrado Pampas del Río Yacuma, Área Natural de Manejo Integrado Santos Reyes (Beni); el Parque Nacional Tunari, Parque Nacional Carrasco (Cochabamba); el Área Natural de Manejo Integrado Apolobamba y el Refugio de Vida Silvestre El Dorado (La Paz).