En Santa Cruz, indígenas realizarán la observación electoral a la jornada de votación del 18 de octubre

271

Un grupo de 25 jóvenes indígenas pertenecientes a los territorios de Charagua Iyambae y a Lomerío, así como del barrio interétnico de Vallecito II en Santa Cruz de la Sierra, realizarán el trabajo de observación electoral en la jornada del 18 de octubre, en la que además de verificar que en los recintos de votación se cumplan las medidas de bioseguridad establecidas por el organismo electoral, identificarán los principales factores que restringen o limitan el derecho a elegir.

El proceso de observación electoral se desarrollará en el marco del control social que las organizaciones indígenas de Charagua Iyambae, la Central Indígena de Comunidades Originarias de Lomerío (CICOL) y la Asociación de Pueblos Indígenas y Afrobolivianos de Santa Cruz de la Sierra (APISACS) implementan en las Elecciones Generales 2020.

“El objetivo es promover la participación activa en nuestros pueblos indígenas, en especial entre los jóvenes como parte del ejercicio de la democracia intercultural”, explicó Reyna García, quien es facilitadora indígena de la iniciativa de observación electoral.

El proceso de observación se realizará en los recintos del territorio del Gobierno Indígena Guaraní de Charagua Iyambae, el territorio indígena de Lomerío perteneciente al pueblo indígena chiquitano, y en el barrio interétnico de Vallecito II en Santa Cruz de la Sierra donde se congregan miembros de distintos pueblos indígenas.

Para realizar este trabajo, las y los jóvenes atraviesan un proceso de capacitación, en el que se les informa de los contenidos del Protocolo de Medidas de Seguridad Sanitaria para las Elecciones Generales 2020, aprobado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), además de los derechos políticos que reconoce la Constitución Política del Estado a todas las y los bolivianos, entre otros que les permita realizar este trabajo.

Los resultados del proceso de observación serán sistematizados y entregados a las autoridades de las organizaciones indígenas, para que estas lo remitan al organismo electoral.