Indígenas del norte de La Paz se declaran en emergencia ante la presencia de casos sospechoso de Covid-19

844

A través de un pronunciamiento, la Central de Pueblos Indígena de La Paz (CPILAP) que aglutina a los 10 pueblos indígenas del norte del departamento de La Paz, se declaró en emergencia ante la presencia de “casos altamente sospechosos” de coronavirus entre los habitantes de los pueblos indígenas Araona y Mosetenes, afiliado a esta organización.

“En la actualidad nos encontramos en una emergencia total desde nuestra TCO Araona, la comunidad Chacra del municipio de Ixiamas, Provincia Abel Iturralde del departamento de La Paz, reportan que 10 familias altamente sospechoso con síntomas del covid-19 y el temor de que se llegue a contagiar a todos. Desde la Comunidad Agroecológica de Palos Blancos CAOPB compuesta por mayoría de Familias Mosetenes, reportan un caso de una familia completa altamente sospechoso con síntomas del Covid-19”, mencionan en el documento.

Los pueblos indígenas Araona y Moseten se encuentran en el norte del departamento de La Paz, y están considerados en situación de alta vulnerabilidad por su escasa población y el inacceso a los servicios básicos y en salud.

“Nos encontramos mal de salud, por eso hemos salido para pedir a la alguna autoridad que nos colabore con algún medicamento, porque allá, en la TCO, no se conoce”, aseguró el presidente de la TCO Araona, Pale Washima, al Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia (ODPIB) dependiente del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis).

De acuerdo con la autoridad, los síntomas que presentan las personas enfermas son: fiebre alta y constante y diarreas, los que al momento se encuentran combatiendo con la medicina tradicional; sin embargo, son necesarios medicamentos y atención médica especializada, por lo que se dirigieron al centro poblado más cercano donde existe señal telefónica para hacer conocer esta necesidad a sus autoridades principales, y que ellas puedan canalizar la ayuda necesaria.

“El capitán nos dijo que su alguien enfermaba, le avisáramos; por eso nosotros les hacemos conocer, porque pueden llegar a los demás (autoridades)”, explicó Washima.

En mayo de esta gestión, cuando inició la cuarentena por la pandemia, las autoridades indígenas de la CPILAP alertaron de la situación de vulnerabilidad en la que se encontraban los pueblos indígenas del norte paceños, en especial el Araona. En ese momento, las autoridades solicitaron asistencia alimentaria y en salud a las instancias nacionales y subnacionales; si bien la ayuda en alimentos llegó desde diversas instancias, en el tema de salud “no se tomó ninguna previsión”, según explicó el presidente de la CPILAP, Gonzalo Oliver.

“Nos han informado que una comunidad entera estaba con los síntomas de Covid, entonces nos tiene bastante preocupados. Se nota que hay una situación de sintomatología en la comunidad mosetén, en la comunidad indígena de CAOPB, de la comunidad agroecológica indígena de Palos Blancos; allá tenemos una familia que está aislada con los síntomas”, aseveró.

Olivier indicó que es urgente el ingreso de brigadas médicas que puedan intervenir de manera inmediata en el territorio y confirmar la existencia o no del virus entre las y los pobladores de las comunidades indígenas araonas; mientras esto sucede, ellos no descartan que los síntomas se deban a la pandemia, lo cual puede ser “catastrófico” para ellas por su alto grado de vulnerabilidad.

Descargue la entrevista con el presidente de la CPILAP, Gonzalo Oliver