Indígenas yuqui se capacitan en computación a fin de mejorar su calidad de vida

476
Las/os jóvenes indígenas durante el tercer curso de computación. Foto: Consejo Yuqui.

Fabiola Guaguasu tiene 23 años y es parte del Pueblo Indígena Yuqui, en el trópico de Cochabamba. Hace una semana, ella, junto a otros 10 jóvenes de su pueblo, comenzó  a capacitarse en el manejo de paquetes de computación, oportunidad que pocas veces se presenta para esta población, y a través de la cual buscan obtener nuevas oportunidades de empleo.

“Yo apenas sabía encender la computadora y ahora estamos aprendiendo cómo se hace un documento (…) a veces es fácil (escribir) en el celular y el cuaderno, pero es necesario (aprender en la computadora) y estamos aprendiendo, a escribir a manejar el teclado”, explicó Guaguasu.

El pueblo indígena Yuqui es considerado como altamente vulnerable, debido a la falta de atención de sus necesidades básicas; así como por su reciente contacto con la sociedad nacional en la que no ha logrado incorporarse y acceder a las mismas oportunidades educación, información y formación, entre otros. El uso de tecnologías de información y comunicación también es escasamente conocido entre las y los habitantes por el alto costo de adquisición que estos representan para las familias indígenas.

El curso en computación busca desarrollar un proceso de formación técnica entre las y los jóvenes Yuqui, de acuerdo a sus formas de vida, y a fin de que puedan insertarse en la economía regional de forma competitiva.

Al igual que Fabiola, Irma Guasu, de 25 años, también tuvo que dejar el colegio en el 3ro de secundaria debido a la falta de recursos económicos; peor aún pudo iniciar otro curso para continuar con su formación. Ella también es parte del curso de computación que fue gestionado por el Consejo Yuqui.

“En la comunidad hay muchas necesidades y para estudiar se necesitaba economía y nosotros no teníamos (…) El curso nos va a ayudar mucho para hacer algún documento, talvez vamos a necesitar hacer informes, y en eso nos ayuda mucho este curso de computación”, asegura Irma.

Si bien los más jóvenes conocen y saben del manejo de celulares, Irma reconoce que el manejo de una computadora, así como el construir textos e información en esta herramienta, es totalmente distinta y requiere de otras capacidades que las está adquiriendo en el curso donde les enseñan desde el encendido del equipo.

El proyecto de capacitación también alcanza a las mujeres indígenas, quienes participan en el curso de repostería que les pretende brindar las habilidades prácticas y con ello puedan iniciar sus propios emprendimientos productivos o para trabajar en negocios del rubro.

“En los últimos años, la ausencia de instituciones en los territorios indígenas ha reducido la posibilidad de formación técnica entre las y los jóvenes, por lo que no existen iniciativas que les incentiven a dedicarse a emprendimientos productivos.

En la actualidad, la población de no más de 300 habitantes se dedica a actividades tradicionales como la caza, pesca y recolección de frutos del bosque.

El curso se desarrolla como parte del acuerdo de trabajo entre el Consejo Yuqui y el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS); cuenta con el financiamiento de la Fundación FIE, del Banco FIE, como parte de su trabajo de responsabilidad empresarial.