Los pueblos indígenas de Pilón Lajas rechazan las actividades mineras en su territorio

262
Foto: Facebook Pilón Lajas

Las 23 comunidades que integran el Territorio Indígena y Reserva de la Biosfera Pilón Lajas, en el departamento de La Paz, emitieron un pronunciamiento público a través del cual expresan su “absoluto rechazo” a las actividades mineras que se vienen desarrollando en al interior del territorio indígena, a la vez de declararse en estado de emergencia ante esta situación.

“La Asamblea, instancia máxima de decisión de nuestra comunidades, expresan de manera unánime y absoluta su rechazo a las actividades mineras a terceros dentro del área protegida y territorio indígena de Pilón Lajas, otorgados por la AJAM y el SERNAP, sin seguir los procesos legales de respeto a nuestra estructura orgánica y la autodeterminación, incumpliendo la normativa sobre los derechos colectivos internacionales”, expresan en el documento que fue emitido este 26 de octubre, durante la reunión que realizaron en Rurrenabaque, de La Paz.

De acuerdo con el pronunciamiento, la empresa minera Coboldron SRL habría ingresado a la comunidad “pretendiendo acuerdos aislados, mediante mecanismos de soborno, amedrentamiento y promesas”, incumpliendo los procedimientos normativos para la Consulta Previa Libre e informada.

La vicepresidenta del Consejo Regional Tsimane Moseten, Magaly Tipuni, indicó que la empresa minera habría ingresado directamente a la comunidad El Charque, donde habrían ofrecido dinero al corregidor para realizar el trabajo de explotación minera.

“Ellos se han ido directamente a la comunidad y por versiones de la comunidad, donde han querido ingresar, han ofrecido 10 mil dólares y luego le han ofrecido 100 mil dólares, para que les permitan ingresar a explotar. Eso le ofrecieron al corregidor, a la máxima autoridad de la comunidad”, indicó la representante del pueblo indígena.

De acuerdo con documentos oficiales de la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM), la empresa minera Coboldron SRL se adjudicó con 65 cuadrículas mineras (1.625 hectáreas), en la región El Charque, correspondiente al pueblo indígena Mosetén.
Tipuni indicó que las comunidades indígenas se enteraron de la adjudicación de las cuadriculas mineras en mayo pasado; pero hasta el momento no tendrían información sobre el tema, a pesar de que la solicitaron a las autoridades de la AJAM.

En la resolución que emitieron el martes, las comunidades indígenas también denuncian al Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP) ya la AJAM a quienes atribuyen a concesión de la autorización para la ejecución de estas actividades mineras, que atentan contra el área protegida, así como a la vida de las y los habitantes de la zona.

“Nosotros hemos pedido, hemos hecho legar una nota al SERNAP (…) hemos pedido al director ejecutivo que baje a nuestra asamblea para que nos explique qué está sucediendo, porque como organización, como representantes, no tenemos mucha información, porque los personeros de la AJAM y de la empresa minera se han dirigido a la comunidad y recién, regresando de allá, es que han venido a la oficina a que firme el documento el presidente. Él no ha firmado, porque nuestro territorio no se está negociando. Queremos que a los pueblos indígenas se nos respete por la forma de vida que llevamos”, indicó Tipuni.

La Constitución Política del Estado, en su artículo 30, reconoce el derecho al territorio, así como a la consulta previa, libre e informada que es obligatoria ante cualquier actividad administrativa o legislativa que se desarrolle en su territorio susceptible de afectarles.

La Reserva de la Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen Pilón Lajas se ubica en el norte del departamento de La Paz, colindante con el departamento del Beni. Fue creada en 1992 con una superficie de 396.264 hectáreas en las que habitan los pueblos indígenas Mosetén, Chimán y Tacana.

             * Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia (ODPIB-CEJIS)