Los pueblos Mojeño Ignaciano y Movima titulan seis predios que se anexan a sus actuales territorios

221
Los representantes del TIMI muestran el título de los predios que se titularon. Foto: ODPIB-CEJIS.

El Territorio Indígena Mojeño Ignaciano (TIMI) y el Territorio Indígena Movima, ambos en Beni, recibieron este viernes del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) seis títulos de propiedad que anexan seis predios a estos territorios. Las áreas fueron demandadas, incluso, desde la Primera Marcha Indígena por el Territorio y la Dignidad, de 1990. La devolución de estas áreas es considerada por los indígenas como un hito histórico, debido a que estos espacios forman parte de los territorios que ancestralmente ocuparon.

“Esto no viene gracias al presidente, sino es una lucha de los dirigentes que han pasado y los que estamos dando continuidad para poder tener estos títulos, porque de verdad nosotros, los pueblos indígenas los necesitamos, necesitamos vivir bien (…) el pueblo se caracteriza por ser parte del bosque, convivimos con la naturaleza y es por eso que luchamos para conseguir este título”, expresó el presidente del TIMI, Hilario Jiménez Caity, al Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia (ODPIB) dependiente del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS).

Los seis predios alcanzan una extensión aproximada de 25 mil hectáreas; cinco de ellos se anexaron al TIMI y uno al territorio Movima.

En el caso del TIMI, algunas de estas áreas fueron demandadas por la Subcentral Indígena del territorio desde 1998; mientras que en el caso del pueblo Movima, el área anexada corresponde a la ex concesión forestal Yureidini, que forma parte del Bosque de Chimanes, y que fue reconocida como propiedad de los indígenas en el Decreto Supremo 22611 expedido en 1990, luego de la primera marcha indígena.

Jiménez indicó la importancia de la recuperación de estas áreas que ocuparon ancestralmente, debido a que los títulos les otorgan propiedad sobre sus territorios para defenderlos de la presencia de terceros que pretenden explotar, principalmente, recursos forestales, fauna o flora.

“De verdad que estos títulos nos dan una garantía; ellos (las comunidades) no pueden defenderlo solos, sino luchando entre todo el pueblo indígena”, mencionó la autoridad.

“Realmente son bastantes años que hemos estado esperando este momento, ahora tenemos esta seguridad jurídica que nos da el título firmado”, indicó por su lado el presidente de la subcentral del Pueblo Indígena Movima (SPIM), Miguel Rea.

Según explicó la autoridad movima, los títulos entregados por el INRA son solo algunos de los que aún deben emitir, pues aún existen procesos de titulación pendientes en áreas fiscales demandadas en favor de los pueblos indígenas.

Según datos del INRA, desde la vigencia de la Ley N° 1715 (1996), en Bolivia se titularon más de 24 millones de hectáreas en favor de pueblos indígenas. De este total, 13 millones de hectáreas se encuentran en el oriente, Chaco y Amazonía, y 11 millones en el occidente y los valles. Asimismo, aún se deben titular 11,42 millones de hectáreas a nivel nacional, superficie que debe ser distribuida entre: pueblos indígenas, comunidades campesinas, interculturales y productores privados.

COMPARTIR
Anterior PublicacionPRONUNCIAMIENTO: POR LA PAZ Y LOS DERECHOS HUMANOS
Cejis.Org es una asociación boliviana sin fines de lucro que trabaja en el campo de los Derechos Humanos desde una perspectiva jurídico – social acompañando a los sectores de la sociedad cuya situación de indefensión y vulnerabilidad exige acompañamiento profesional y compromiso en la reivindicación del reconocimiento de sus derechos individuales y colectivos.