Organizaciones indígenas del Beni fijan una agenda programática de seis ejes como mandato para sus representantes estatales

378

Las cinco organizaciones indígenas que aglutinan a los 18 pueblos del Beni, desarrollaron una agenda programática de seis ejes que deberá ser implementada en el quehacer de sus representantes en los niveles nacional, departamental y municipal. La agenda contempla temas relacionados al ejercicio de los derechos colectivos; tierra, territorio y PLUS Beni; autonomía indígena y representación indígena, entre otros.

“Estos ejes se constituyen en una agenda programática inicial que deberá desarrollarse en acciones y estrategias a definirse a nivel de las cinco regionales indígenas del Beni. Asimismo, esta agenda se traduce en mandatos para todos las y los indígenas que se encuentran en condición de representantes en los distintos niveles del Estado (concejales municipales, asambleístas indígenas departamentales, diputados indígenas nacionales) para quienes otorgamos nuestro respaldo orgánico a fin de impulsar e implementar la agenda”, mencionan en el documento emitido.

Los mandatos se formularon durante el encuentro departamental que sostuvieron este 20 de julio en Trinidad, Beni, las autoridades de la Central de Pueblos Éticos Mojeños del Beni (CPEMB), la Central Indígena de la Región Amazónica de Bolivia (Cirabo), el Gran Consejo Tsimane (GCTS), la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB) y la Central de Mujeres Indígenas del Beni (CMIB).

Las centrales ratificaron la unidad de las cinco organizaciones regionales “desde los territorios hasta la casa grande CIDOB”, así como la construcción de una agenda apegada a los principios orgánicos del movimiento indígena, y la elaboración de acuerdos programáticos y mandatos orgánicos para la defensa de la agenda indígena, como parte los mandatos del primer eje programático.

En el segundo eje, las organizaciones se concentraron en los derechos colectivos de los pueblos indígenas, donde reivindicaron la defensa y promoción de la jurisdicción indígena, la modificación de la Ley de Deslinde Jurisdiccional, el rescate, valorización, protección y promoción de la medicina tradicional, así como el reconocimiento de los médicos tradicionales en igualdad de condiciones.

En el tercer eje, los mandatos se refieren a la defensa de la tierra y el territorio y la conclusión de los procesos agrarios, así como el posicionamiento de las cinco organizaciones indígenas frente al Plan de Uso del Suelo (PLUS) del Beni de 2019.

En el cuarto eje, referido a la autonomía indígena, se otorgó el mandado de iniciar las acciones necesarias para modificar la Ley Marco de Autonomías y Descentralización Andrés Ibáñez “para posibilitar que los territorios indígenas puedan acceder al ejercicio de ese derecho y la constitución de sus autogobiernos, respetando la integralidad de sus territorios”, así como a la construcción de una propuesta para una nueva Ley de Pacto fiscal que considere los recursos para las autonomías indígenas.

En el quinto eje, concerniente a la representación política en las instancias estatales, las cinco organizaciones plantearon abrir el proyecto de estatuto autonómico departamental del Beni para ampliar la representación de los pueblos indígenas; y en el sexto, se estableció la planteó analizar el futuro del Fondo Indígena, en el marco de generar las condiciones para que estos fondos vuelvan a ser destinados a los pueblos indígenas sin intermediación, entre otros.

  • Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia (ODPIB), CEJIS