Organizaciones indígenas y de la sociedad mostrarán los impactos de los incendios del 2019 en las audiencias del TIDN

749
Incendios en el territorio indígena Monte Verde (Santa Cruz) durante el 2019. Foto: Cejis-Bolivia.

El Tribunal Internacional por los Derechos de la Naturaleza (TIDN) recibirá en audiencias virtuales a las organizaciones indígenas, de la sociedad civil y a instituciones estatales de Bolivia por el caso denominado Ecocidio en la Amazonía y la Chiquitanía. En las audiencias, las organizaciones indígenas y de la sociedad mostrarán los impactos que dejaron los incendios ocurridos en las tierras bajas del país durante el 2019.

“Lo que esperamos es que (nuestros testimonios) sean recibidos y se le haga seguimiento, para que no vuelva a suceder lo del 2019. Que las autoridades vean y se respeten, porque no solo hablamos de los derechos de la naturaleza, sino hablamos de las compañeras y compañeros que vivimos en las comunidades”, expresó la vicepresidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB), Germina Casupá.

Las audiencias serán el lunes 17 y el martes 18 de agosto; el miércoles 19 de agosto deliberarán y el jueves 20 de agosto se dará lectura de la sentencia. Las audiencias estarán presididas por los jueces Nancy Yañez, de Chile; Patricia Gualinga, de Ecuador; Felicio Pontes, de Brasil; y Natalia Greene, de Ecuador, quienes cuentan con una amplia experiencia en la defensa de los derechos humanos, los derechos de la naturaleza y derechos de los pueblos indígenas en sus respectivos países.

Casupá indicó que estos jueces tenían previsto llegar en marzo de este año al país, desarrollar audiencias presenciales en las regiones afectadas y verificar por ellos mismos lo ocurrido durante el incendio; pero, debido a la cuarentena por el Covid-19, las actividades se suspendieron. Sin embargo, ahora retomaron las audiencias de manera virtual, donde las organizaciones indígenas, activistas ambientales e instituciones estatales, brindarán sus testimonios sobre el caso.

“Lo que le vamos a contar (al TIDN) es lo que se ha vivido. Esperamos que salga algo provechoso para los chiquitanos y para los otros municipios que han sido afectados, y en adelante las autoridades de los diferentes municipios hagan sus buenos oficios y velen por las comunidades de los pueblos indígenas”, expresó la autoridad indígena.

La vicepresidenta de la CNAMIB explicó que el fuego afectó a todo el entorno y la biodiversidad existente en las regiones, efectos que todavía continúan.

“Nos vino la helada, después los incendios, la sequía por los incendios. Fue arrasando con todos los cultivos, los potreros, el agua se fue secando y no hubo mucha lluvia. El agua se ha contaminado, los animales están sufriendo por el agua”, aseveró.

Entre julio y octubre de 2019, Bolivia sufrió uno de los peores desastres ambientales cuando se incendiaron más de 5 millones de hectáreas del territorio nacional, entre áreas protegidas y territorios indígenas, afectando a cerca de 50 comunidades indígenas de las tierras bajas y a la gran biodiversidad existente en el área.

Debido a esto, las organizaciones indígenas y de la sociedad civil, a la cabeza de la CNAMIB, presentaron ante el TIDN en diciembre de 2019, durante la 5ta sesión en Chile, la denuncia contra el Estado de Bolivia por los incendios, señalando un paquete de normas que habrían dado vía libre a las quemas.

En el veredicto que emitió el TIDN en ese entonces, además de aceptar el caso, recomendó al Estado boliviano la abrogación de este paquete legal. El veredicto fue notificado a todas las partes involucradas.

En febrero de este año, las organizaciones indígenas entregaron a la Asamblea Legislativa Plurinacional y a la Presidencia del Estado un proyecto de Ley y uno de Decreto Supremo (D.S.) para la abrogación de la Ley N° 1171 de Uso y Manejo Racional de Quemas, Ley N.º 741 de Autorización de Desmonte hasta 20 hectáreas para pequeñas propiedades y propiedades comunitarias o colectivas para actividades agrícolas y pecuarias, la Ley N° 1098 y su D.S. que establecen el marco normativo que permite la producción, almacenaje; y del D.S. Nº 3973 que dio paso a que la Asamblea Legislativa Departamental del Beni modifique el Plan de Uso de Suelos (PLUS).

Asimismo, el 4 de agosto, el TIDN envió una misiva a la presidenta del Estado, Jeanine Añez, solicitándole información sobre la abrogación o modificación del paquete de normas señaladas por las organizaciones como las causantes de los incendios en Bolivia durante el segundo semestre del 2019.

Durante las audiencias, el TIDN escuchará a todas las partes involucradas en el caso, evaluará y elaborará un informe con el fin de establecer recomendaciones legales, ecológicas y socialmente coherentes para evitar que estos incendios se vuelvan a repetir.
El TIDN se creó el 2014 por la Alianza Global por los Derechos de la Naturaleza, para promover el respeto universal y la garantía de los derechos establecidos en la Declaración Universal de los Derechos de la Madre Tierra. Tiene la potestad de investigar y dictaminar sobre cualquier violación de los derechos que haya sido cometida por organizaciones internacionales, Estados, personas jurídicas, privadas o públicas o individuos. No forma parte de ningún organismo internacional, por lo que sus decisiones no son vinculantes; sin embargo, tiene un peso moral al estar constituido por ciudadanas y ciudadanos expertos en el tema y comprometidas con el medioambiente y la defensa de los derechos humanos.