Skip to content
Menu

Libro del CEJIS sistematiza cómo la pandemia puso en riesgo el derecho de los pueblos indígenas a existir

En el contexto de la pandemia, debido a la enfermedad y a las actividades extractivas que no pararon, “el derecho de los pueblos indígenas a existir se puso seriamente en duda porque no existían condiciones para ello”, dice el director ejecutivo del CEJIS, Miguel Vargas Delgado. Esa situación se ve reflejada en el libro “Pueblos indígenas y gestión de la pandemia por covid-19”.

El estudio recoge y sistematiza la información que se generó en el contexto de la pandemia, dice Vargas Delgado, y esboza la situación de las comunidades al momento de iniciarse la pandemia y durante las tareas para gestionarla. La Unidad de Investigación, la Unidad de Comunicación y la oficina Regional Beni del CEJIS trabajaron con un enfoque multidisciplinario en este reporte que abarca no solo el carácter social-organizativo de los pueblos indígenas frente a la pandemia, sino además el ejercicio del derecho a la salud y el derecho que tienen los pueblos indígenas a existir.

Los casos de los pueblos ayoreo, yuqui, monkoxi y de los esse ejja, tacana y kavineño (estos tres dentro del Territorio Indígena Multiétnico) están retratados en el estudio respecto de sus decisiones y acciones para gestionar la enfermedad, sus dificultades para acceder a documentos frente a las políticas sociales lanzadas por el gobierno, su reencuentro con la medicina tradicional y sus gestiones para informarse y acceder a la vacunación.

DESCARGA EL LIBRO

El extractivismo no paró

Otra constatación del documento es que la pandemia sumó otro elemento a las amenazas ya instaladas sobre los territorios indígenas. “Esto quiere decir que, teniendo un contexto de ausencia de Estado en el tema de salud, las comunidades indígenas se vieron seriamente afectadas también por la ausencia de mecanismos de precaución estatales frente a desarrollo de actividades vinculadas a la industria extractiva”, dice Vargas Delgado.

Mientras la población citadina vivía confinamiento y precauciones de circulación, los territorios indígenas se vieron “invadidos” por actividades mineras, hidrocarburíferas y agropecuarias que no tuvieron tregua ante la necesidad del Estado de reactivar la economía y tener un aparato productivo en movimiento.

“Esperamos que el libro sea un aporte. Se ha producido muy poco respecto a la situación de los pueblos indígenas en la pandemia. Una de las deudas que se tiene con los pueblos indígenas es la gestión de la información (en el tema salud) y la forma en que esto ha ido generando condiciones desfavorables para que se atiendan sus necesidades”, dice Vargas Delgado.

En su momento, el CEJIS se dirigió a las instancias de gobierno de Yanine Añez, primero, y Luis Arce, después, para que se tomen medidas culturales diferenciadas a favor de los pueblos indígenas, explicó Vargas Delgado. Sin embargo, hasta ahora no es posible encontrar datos estadísticos de personas que pertenecen a pueblos indígenas y que han sufrido la enfermedad o que han sido vacunadas.

Compárte usando: